La Suerte

La Suerte

Hace un par de días entraron a robarnos a casa, a las tres de la madrugada y con nosotros dentro. ¡Qué mala suerte!

Entraron por la ventana del despacho y el perro loco y sus casi 50 kgs. de guardián de la alegría no pudieron hacer otra cosa más que ladrar a los ladrones porque justo esa noche habíamos cerrado la puerta que comunica esa habitación con el resto de la casa. ¡Qué mala suerte!

Siempre habíamos pensado que no valíamos un robo; que con solo ver el mierdicoche que tenemos aparcado a la puerta y otros tantos detalles reveladores de nuestro status ecónomico seríamos descartados; pero resulta que tenemos una habitación con objetos cuyo valor sumado seguramente supere al del resto de todas nuestras pertenencias juntas y que nos son imprescindibles para ganarnos la vida; ordenadores, cámara de fotos, discos duros, impresora, scanner, plastificadora, máquina de coser… , y esa fue justamente la única habitación a la que pudieron acceder los chorizos. ¡Qué mala suerte!

¡Qué miedo y qué mala suerte! esa es la reacción de todo el que se entera de la noticia y sin embargo…

Resulta que han entrado a robarnos en casa estando nosotros dentro y no solo estamos todos intactos sino que como conseguimos que el muso no se diera cuenta puede seguir durmiendo con su estilo libre (que es despertándose cada cierto tiempo porque sueña con zorros que le roban la pelota o con cocodrilos que no le dejan la bici pero no con señores que entran por las ventanas de su casa cuando se hace de noche). ¡Menuda suerte!

Como la puerta estaba cerrada el perro loco pudo avisarnos ladrando pero sin correr el riesgo de que le hicieran nada, y es que a pesar de su pata chula y del tornillo de menos que le pusieron en la fábrica no tenemos aparatos suficientes como para que sumados cuesten lo que vale él. Y como todo lo que es nuestro lo entiende como suyo (incluida la basura nuestra con la que él siente el derecho de homenajearse de vez en cuando) ladró para avisarnos de que nos robaban a pesar de todísimas las veces que le regañamos por ladrar y gracias a eso no nos dejaron en bragas. ¡Qué suerte tener un perro que aún cojo y un poco loco sea nuestro héroe!

Y por sus ladridos y nuestras consiguientes carreras escaleras abajo, de todas las cosas que se podrían haber llevado y que nos habrían dejado en una situación un paso más allá de muy jo##da, al final solo se han llevado una cámara; que nos encantaba, y la usábamos para trabajar, y fue un esfuerzo comprar y va a ser aún más esfuerzo reponer, pero ¡solo se han llevado una cámara de la que además habíamos descargado todas las fotos esa misma tarde! ¡Si eso no es suerte que venga Canon y lo vea!

Así que pasado el shock y la temblequera inicial no podíamos parar de decir, “¡qué suerte hemos tenido!” aunque en realidad no tengamos muy clara nuestra postura con respecto a la suerte, al destino o al Karma.

Lo que sí tenemos claro es que independientemente de cuáles sean tus creencias al respecto a todos nos pasan cosas regulares, cosas malas, cosas incluso terribles, sin que podamos hacer nada por evitarlo excepto elegir entre ser víctimas o supervivientes una vez nos han sucedido.

Y esa elección, que en ocasiones es muy difícil de tomar y aún más de mantener, es fundamental porque cada vez que nos sucede algo, inevitablemente y aún sin saberlo, elegimos una de esas dos opciones y al hacerlo cambiamos no solo la experiencia que hemos vivido sino también el mundo en el que seguiremos viviendo después.

Decía Channing Pollock que la única buena suerte que ha tenido mucha gente maravillosa ha sido la de nacer con la habilidad y la determinación de vencer a la mala suerte.

Porque la suerte, como la vida, puede ser del color del cristal con que se mira.

Y nosotros seguimos teniendo colores con los que pintarlo ;-)

Our Hero

 

 

 

 

 

Post publicado originalmente el 14 de Abril de 2013

Anuncios

¡Nos encantará leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s