Muebles fantasma en nuestro taller

Todo aquel al que le guste pintar, cortar, pegar, “bricolar” y hacer manualidades en general, sueña con un espacio en el que poder dar rienda suelta a sus aficiones. Un rinconcito en el que tener todos los materiales colocaditos, desplegados y a mano (ahhh…¡esas estanterías llenas de herramientas, materiales y pinturas de mil colores!), una superficie toda suya y de sus “obras”, un lugar para trabajar sin tener que preocuparse por ensuciar, manchar o estropear y donde no tener que andar recogiendo (y volviendo a sacar) todos los materiales cada hora porque hay que usar la mesa para comer, la cocina para cocinar, el baño para lo obvio y el salón para, básicamente, vivir.

Tener un lugar así era uno de nuestros sueños mientras vivíamos nuestras vidas anteriores y habitábamos nuestras antiguas casas, así que disponer de un espacio en el que hacer ese sueño realidad fue uno de los requisitos fundamentales mientras buscábamos la sede para el Proyecto Alegría.

Dos meses más tarde y 40 metros de semisótano reconvertido después, ¡lo conseguimos!

Este es el espacio con el que contábamos…Taller Proyecto Alegría Antes

Y este es el que espacio que tenemos ahora:Taller Proyecto Alegria Despues

Como llevábamos tiempo queriendo tener unos muebles fantasma en propiedad, aprovechamos la ocasión y convertimos dos quereres en dos poderes usándolos para “amueblar” nuestro taller. Y es que nos encanta su aspecto, la posibilidad de tener cualquier mueble que puedas imaginarte, el hecho de que no ocupen espacio y, sobre todo, ¡el de que no acumulen polvo!

Además son la solución perfecta para aquellos que sufrimos de cierta debilidad por cajitas, velitas, y cacharritos y para los que con solo oír la palabra minimalistmo ponemos cara de Golum (¡¡¡mis tesoooroooos!!!). Esta técnica de amueblado nos libra de balditas, repisitas, huequecitos y cajoncitos en los que ir acumulando chuches y a la vez nos da el suficiente despliegue visual y cromático como para que no se nos deprima el corazoncito cachivachero.

Fue una inversión importante de tiempo, esfuerzo y materiales, pero ha merecido mucho la pena. Por suerte contábamos con una inestimable ayuda extra para los trabajos más técnicos y para recopilar el material gráfico 🙂

Ayudante Proyecto Alegría

Y una vez listo el epacio y preparadas las pócimas mágicas…Pócimas Proyecto Alegría

No podíamos hacer otra cosa más que crear 🙂

Taller Proyecto Alegría 2

Y es que nunca es demasiado tarde para hacer realidad los sueños o para disfrutarlos.Reloj Proyecto Alegría

Más vale tarde que nunca

Anuncios

4 comentarios en “Muebles fantasma en nuestro taller

¡Nos encantará leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s