Cuando aún se puede

Nadine Stair a los 85 años
Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima me atrevería a cometer más errores. Me soltaría más. Haría más tonterías; de hecho me tomaría muy pocas cosas en serio.
Correría más riesgos, comería más helados y menos judías verdes, subiría más montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares a los que nunca he ido.

Tendría más problemas reales pero muchos menos imaginarios.

Soy una persona que ha vivido su vida de forma sensata y prolífica hora tras hora, día tras día; por supuesto he tenido mis momentos. Pero si pudiera volver a hacerlo todo de nuevo, tendría muchos más.

De hecho, trataría de tener solamente eso, momentos. Uno detrás de otro, en vez de vivir siempre varios años por delante del presente. Porque ahora sé que la vida no es más que una suma de momentos.

He sido una de esas personas que no iba a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un chubasquero y un paracaídas; si pudiera volver atrás, viajaría más ligera de equipaje.

Si pudiera volver a vivir, comenzaría a andar descalza a principios de la primavera y seguiría descalza hasta concluir el otoño. Iría a más bailes, montaría en más tiovivos, contemplaría más amaneceres, jugaría con más niños y cogería más margaritas.

Si tuviera otra vez la vida por delante.

Hay que dejar de actuar como si la vida fuera un ensayo general y empezar a vivir cada día como si pudiese ser el último, porque el pasado es irrecuperable y el futuro no está garantizado.

Lubomir Bukov

Anuncios

¡Nos encantará leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s